Blog

Encontrado

(Finalmente apareció, el preámbulo a la Voluntad, resulta que había sacado 9.7 y yo pensé que era de 10, pero bueno, veámoslo)

Nostalgia Primitiva (9.7)

Tomando la obsidiana entre las dos manos con suficiente fuerza como para exprimir la propia sangre; el aroma, excitación de instinto. De golpe romper la caja torácica, ignorando la explosión y salpicar hirviente de sangre. Una vez adentro los dedos conocen el camino. Sentirlo aún latiendo, la razón abandonada, oxidada, sin darse cuenta arrancarlo, sosteniéndolo en alto. Resolver la euforia, acapararla, detenerse y elevar el culto; acercar las manos tan calientes acogiéndolo dulce. La razón por fin actuando, conjunto instinctual, extender la ansiedad, forzar la voluntad. Soltar la tensión hundiendo los colmillos hasta desgarrarlo como un suave beso. Saciada la sed, consumado el ritual. Un ritual antaño olvidado, pero fantasía latente e innata hoy en día.

Evitar la idea, alejar y rechazar el deseo, error intrascendente. En comprenderlo está todo. ¿Por qué de ese deseo, de la fantasía caníbal? La respuesta está en todas partes, sobre todo los domingos al comer el cuerpo y beber la sangre de Cristo nuestro señor. Ésta es su forma más obvia y cruda, sin embargo la institución más antigua responde en sus diferentes expresiones; Ala, Yin Yang, Buda; incluso la ciencia con su “Gran Explosión”. La respuesta se encuentra en la relación y coincidencia de éstas, la explicación de la creación. Todos responden a la creación a partir de un único ser; Islam, Ala; Taoismo, el balance de Yin y Yang; Budismo, Buda; Mexica, Coatlicue o Tonantzin (alias La Virgen de Guadalupe)*; Ciencia, la gran explosión. Es esencialmente lo único en lo que estamos todos de acuerdo, la diferencia reside en la forma de nombrarlo, por razones prácticas nombraré a ese ser primario Dios. Dios en cierta forma decidió empezar un juego en el que se dividió, multiplicó y diversificó. Ahora existimos personas diferentes, animales, plantas, planetas y demás astros, sin embargo en esencia somos uno mismo, Dios. Es una respuesta para Saramago; para Horacio Oliveira y Manu, la Maga y Talita que creen ser la misma persona; para no sorprendernos de que los hermanos guionistas Kaufman parecen ser dos personalidades de un solo hombre.

Los astros chocan y se consumen unos a otros; las plantas consumen oxígeno y minerales; los animales consumen plantas y a otros animales; los humanos consumimos plantas, animales, minerales, otros humanos y a veces hasta a nosotros mismos. ¿Por qué de esa necesidad de consumir? ¿Por qué habría que consumir si somos uno mismo? Hambre. Sí, es una forma de llamarlo, sin embargo es desvalorar el impulso, no es el estómago y la necesidad del organismo lo que nos induce a comer. Es algo mucho mayor, que se remite a ese principio en común que nos une a todos.

Hace miles de millones de siglos que Dios empezó con su jueguito. Hace tanto tiempo que dejó de ser uno, para volverse enésimo. Ahora no puede volver a aquella forma única, y la extraña. Está envuelto en una melancolía interminable. Es así como todas sus partes ansían volver a la esencia; Es entonces cuando los macro-seres y los micro-seres tratamos en vano de unirnos. Así despertamos un caos en donde reinan los hoyos negros que degluten todo a su rededor, leones que asesinan y comen gacelas, y humanos que tragan todo lo que encuentran. Es un sentimiento divino y primitivo que nos impulsa a tragar, la nostalgia por ese tiempo en que éramos uno. Por nostalgia como una manzana, una vaca, cuando la nostalgia es grande me como el corazón de otro ser idéntico a mí, a otro humano, y cuando se vuelve intolerable puedo encontrarme masticando mi propio pie. Le llamo nostalgia divina, esencial, no obstante podemos llamarlo pecaminoso canibalismo. Es en sí una lucha que nos une simbólicamente, donde todos (que en realidad somos uno) sentimos lo mismo.

Esta lucha no tiene límites ni dimensión. Hasta ahora sólo hemos comprendido al canibalismo dentro del contexto del hombre que come otros hombres. Me tomaré la libertad de redefinir canibalismo como el ser que se come a sí mismo; en donde ahora puedo incluir cualquier tipo de comida, ya que todo es un mismo ser. La lucha se puede elevar ahora a un nuevo nivel, de los sentimientos o las ideas. Entonces habría que volver a analizar el acto de hacer el amor. Me interesa más por el momento el área de las ideas. Comer una manzana, un bistec, un corazón humano, o la idea de otro, es lo mimo. El otro tiene ideas que son parte de mí y en mi nostalgia las digiero también para llegar a ser uno y detener el juego. Pero entonces a esto lo hemos llamado de diferentes formas, lo consideramos una búsqueda, la búsqueda por la verdad, el 10 de calificación en un escrito, la verdad absoluta, el ápeiron de Anaximandro de Mileto. En el canibalismo de las ideas nos volvemos vulgarmente glotones, buscamos extraer y digerir ideas, la verdad; de animales, plantas, astros, sentimientos, del alma, del éter, especialmente de nosotros mismos. Sabemos profundamente en lo recóndito de nuestro ser que en reunir todas las ideas, volverlas una (porque eso tienen las ideas de esencial, al contacto se fusionan como quisiéramos que sucediera con todo lo demás) estallará la respuesta a nuestra gran búsqueda, la verdad absoluta nos iluminará. Esa verdad es el camino de regreso al ser único y esencial. Hasta ahora creía que aquella verdad era simplemente Dios, saber que todos somos uno mismo. No obstante en el proceso existe una gran falla; Dios, el ser absoluto, el todo, que empezó el juego y ahora más que nada quisiera acabarlo, no puede. Esto arroja un gran dilema que nos aleja del 10 y es que; ¿Si Dios, el todo poderoso, creador de todo, no puede terminar su juego, quién puede? ¿Por quién es supeditado el ser primario? Tentativamente quisiera responder: Por el tiempo; pero, ¿Qué es el tiempo?

 

Nota al pie *Cambié Brahmanismo pues realmente ignoraba el tema antes y aún lo ignoro, pero un poco de mito nahuatl sí sé.

Adultez

Esencia de cronopios y famas

Un cronopio pequeñito le enseño a cantar y bailar a otro que triste lloraba pues pensaba que tendría que ser fama. El cronopio que era viejo volvía a ver a las esperanzas y se puso a bailar. Un buen día el cronopio pequeñito le trajo a otro cronopio y los tres brincaron y bailaron. Ahora pensaba el cronopio que no tiene ni mano derecha pero tampoco izquierda, que solo es un objeto verde y humedo pero igual piensa en El canto de los cronopios y no puede dejar de ver la ventana, ahora él cae y no sabe si saltó, si se cayó o si sigue bailando, solo espera, porque ahora sabe que cronopios y famas solo son esperanzas que bailan por dentro y particularmente una que es todo lo que importa.

Instrucciones para escribir la esencia de cronopios y famas

Sin pensar en nada en particular y en algo en especial un cronopio se sienta a escribir pues no puede seguir sin ello. Se sienta, no sabe si otra vez pero se sienta a escribir y para eso tiene que detener la música que escucha. Un delicado y escribe. Se detiene y abre los cuentos de cronopios y famas. Para leer prende otra vez la música. El almuerzo. Y como otra vez no se puede concentrar detiene la música. Ahora silva la tetera, y piensa “ciudadano del mundo”, no le gusta la palabra ciudadano, pero le gusta el concepto. Ahora mate y aunque el agua hierve y sabe que lo está haciendo mal sabrá delicioso y las esperanzas bailaran sus canciones favoritas, sí, ciudadano del mundo. Comercio: articulos 21, 22 y 23, no, comercio no. La foto salió movida: para sacar la llave; Ahh Historia, pero no.  ¡Pero claro! Tristeza del cronopio. Ahora sí, pero antes no quiere olvidar aquella canción pegajoza que debe borrar de su playlist y piensa por qué en ingles, pero recuerda ciudadano del mundo y le da igual. Pero Plastilina Mosh y la cancioncita se salva. El cronopio termina de escribir se siente libre, pero fama piensa, hasta cuándo.

Soy Diego

Soy Diego, diminutivo de Santiago, de Tiago, Diego, hijo de Dios, soy Adán, primitivo. Soy Diego de Dieguésis, de narración, del que cuenta la historia. Soy Diego, Armando, Maradona. Soy Dios mismo, soy Dios padre, Dios hijo. Soy Jesús, no cristo, soy Pedro, repetido tres veces, soy Judas, perdonado. Soy María, Magdalena, soy su fruto. Esta es mi carne y primera oblea y última cena. Ustedes son mis invitados que atienden mi parto y funeral de cuerpo presente, vivo y muerto pero presente. El destino, el futuro, existen. El destino se escribe cada que piensas, cada que deseas, cada que sientes. Soy el holograma del todo, soy parte y el todo mismo. Diego, de diéguesis, es lo que yo escojo ser, el que cuenta la historia. Soy mitad y entero, pasado y futuro, Dios y Diablo, Yin y Yang, Diego presente.

Dolescencia

Voluntad

El destino está escrito cada vez que tu mente piensa. Dios existe cada vez que depositas tu esperanza en algo. La ciencia le dice cosmos, la religión le dice Dios, la filosofía le dice verdad; como sea que le llames es la fuerza que nos une en por lo menos cinco dimensiones: materia, energía, tiempo, espacio, e ideas. La Verdadiosmos es un holograma, es decir, que en cada parte está el todo. Importante es no confundir tu lugar como parte del todo, a ser Dios, aun cuando sí eres Dios. Jugarle a ser el único Dios te lleva a crear un Holocausto y asesinar a 72,707,700 almas, crear una formula atómica que destruyó 199,000 personas, o meditar para llevar a tu corazón a detenerse. Hoy es mi segundo día de permiso aquí afuera, en lo que le llamamos realidad, dos semanas atrás estuve en la casa de locos (que no es muy distinto a aquí afuera), el común denominador ahí es que hemos divertido nuestra atención de la voluntad del Verdadiosmos. Me odié, me tuve miedo, me escondí y finalmente me encerré tanto en mi mismo como de la sociedad. Ahí adentro de mi y de la casa de locos traté de matarme, trataron de salvarme y cuando decidí ignorarlos y terminar mi vida, no lo hice y es que encontré la voluntad del todo, que es no destruir, tener esperanza. La violencia contra uno mismo, la violencia contra los otros, la violencia contra tu casa, contra tu mundo es cerrar los ojos. Dios es amor, la verdad es amor, el cosmos es amor, y es sólo cuando uno se niega a abrir los ojos que el amor golpea directamente al alma, el todo, las partes, tú, se vuelcan sobre ti, e intenta que no destruyas, que no mates, que no olvides tu voluntad: que es amor. Yo tuve que asustar, escapar, destruir, cerrar los ojos, encarcelarme para poder enfrentarme a mi mismo, y reconciliarme y así ser libre para poder construir para mi, para ti, para todos y para el todo. Finalmente la única forma de no violentar la voluntad es tolerar, siempre seremos juez y parte, malos y buenos, justos e injustos, negro y blanco, podemos aceptarlo o rechazarlo pero nunca destruirlo.

Post-adolescencia

Encerrado

¿Has ido a una película, donde la gente se la pasa hablando y gritando? Pues así es la cárcel, pero en vez de ver una película tratas de dormir sobre una cama de concreto fría a morir, tapado con cobijas que te prometieron pero nunca te dieron, a lado de un escusado que no existe con una caca que muy existe y más apesta, junto con otros tres idiotas que están tan cerca como te obligan las cuatro paredes llenas de mensajes para ti, que estás ahí, jodido, el techo en cambio es alto, ironía de cielo y tiene una rendija que permite entrar el frío de la noche invernal. Duerme, deja el tiempo morir, que hay mucho.

Cuando todo se acaba

De vez en vez todo se acaba, muchos, casi todos no se dan cuenta y es que no es fácil ya que no sucede en el espacio del tiempo, pero sucede en el todo. Todo se acaba y muchos no se dan cuenta, pero todos los sentimos. Cuanto lo siento… Me hubiera gustado seguir contigo… Me hubiera gustado morir justo cuando todo se acaba…

 

Misógino

El cura y la mujer de cocina, controlador de placer, dictador de ignorancia.

La Puta

La Puta, la mejor amiga del hombre. Es ella la única amiga verdadera que puede follar contigo. La que te entiende y la que se abre y te lo cuenta, al fin y al cabo eres un extraño, un amigo. La ama de casa, la mujer de cocina y el cura, la repugnan, sin darse cuenta que ellas cuidan su matrimonio, cuidan su fe. Son buen tema para los intelectuales y reporteros. Las escriben, las defienden, se sienten orgullosos, pero ellas no lo necesitan, no necesitan ser defendidas, no necesitan piedad falsa que esconde repugnancia. ¿Historia de mis putas tristes? Que pendejada, nunca cruzo palabra con una. Se admira al maestro, se aborrece a la puta, dichosa materia, enseñar. Su tristeza es mascara de su buena voluntad, la cuida corazones.

Explicándome

Un día un sentimiento le hizo el amor a un ordenador y me tuvo a mi. Mi padre es una computadora programada para reproducir los sentimientos humanos y estimular al hombre al grado de provocar adoración.

Explicando a la Mujer

La mujer es una maraña incontrolable de sentimientos.

La gran tragedia de la máquina y su consuelo.

Tener un varón tan humano, tener una hija tan máquina y finalmente tener un sentimiento de hija.

Mi papa y su avión

Para mi pa toda interacción social desencadena en el un mecanismo de defensa que es el automatismo de respuesta a estímulos similares. Lo bueno es que después entiende que fue lo que pasó.

Finales

el deja de existir y se acaba. Tuya! tiene que morir y te………… y crees en Dios. Que se jodan todos. mami te ama. miseria de existencia. el no quiere morir. y se acabo.

Ideas

Resopla y se sostiene. Gira y rasca, pero realmente quiere arrancar el pelo y su piel, hundir las uñas en ese cráneo jauloso, arrancarlo por partes, dejarlas caer, dejarlo al descubierto y acariciarlo, hacerle el amor, amar sus ideas. Bajan por la nuca y acarician, reconfortan. La otra, los otros escriben excitados. Sienten esa extraña sinergía entre mente e ideas, como si los ojos no vieran las palabras, como si él no existiera y el aliento no saliera extasiado. Se ama, no, se aman las ideas y ahora las traicionan, a las manos las traicionan y el deja de existir y se acaba.

Tuya!

Hay historias escritas en la mente, que no deben escribirse en papel. Por eso no tienes pluma, ni papel. Al llegar a ellos, escribe lo que quieran. Será otra historia, siempre otra, escrita por ella, la de la mente, la tuya, de nadie más. Tuya!

sangre, dolor mente, manos que no qu……………..arar pero la pluma tiene que morir y te………….

Adorate

Y te escribes, escribes tu historia.

Primero se forma el cerebro, con el corazón, tan pronto empieza a latir, se pone a escribir y tarda ocho meses y una semana en terminar. Luego te publican y eres un éxito. Lloras. Luego la vives y sientes que el destino existe, y aparecen los deyabús y crees en Dios.

La salud de los enfermos

A la verga Cortazar. Que le entienda otro. Lo voy a terminar sin mas y enterrarlo. Que lo desentierre quien se atreva. Yo no. Me siento un poco como Alejandro o mas bien como Mama, pero seguro que como Carlos no, por que Carlos si que entiende. Que se jodan todos.

Aire Podrido

Aire podrido, estancado, como el agua de una antigua fuente olvidada entre hojas secas. Un solitario foco que penduléa con su rítmico y apenas perceptible destellar, en medio del cuarto demasiado grande para el pequeño catre mugroso. Dos cuerpos luchan sudados a medio desvestir uno demasiado grande que deglute al otro que se defiende con mordisqueos quejumbrosos. Una pasión contenida, un corazón que se hincha entre senos vencidos y otro que implota en un cuerpo demasiado joven, demasiado doloroso, demasiado confundido. Sangre, pasión, llanto, gemido, suspiro, ya pequeño, mami te ama.

Un fama toca la guitarra y un cronopio escucha en silencio

Las cosas son como deben ser, es de noche, uno toca la guitarra, el otro solo sufre, están tristes, ya un poco borrachos, están con dos mujeres que deberían estar, entonces todo seria bueno, pero no habría tristeza, las cuerdas no llorarían, no mojarían sus dedos y no correrían como deben, sus ojos no tendrían ese aire tan deseable y nostálgico. Si estuvieran ellas no habría tristeza, esto que existe para ellas, por ellas, seria falso. Entonces faltan dos mujeres, cualesquiera otras. Entonces si no fueran ellas, todo estaría mal, enteramente mal y por ello aun mas triste, mejor. Ah cuanto lo disfrutarían esas dos, pero no tanto como ellas, para quien esto existe, ellas que tan bien les sienta este sentir y estos ojos, ellas las dueñas de esta miseria de existencia.

Tinta Verde

Donde estas? Se pregunta, mientras sigue leyendo a Cortazar después de tantos años. Pero no esta en su cama, ni en la noche iluminada por un foco sin pantalla que cuelga la foto de su amada, ni mucho menos esta en Salamanca, España. Buscarse en el libro es inútil. Ahora escribe y quiere seguir aun cuando se da cuenta de que no… Que su voz en tinta verde no le da respuesta… 2:34… ya lunes. Se siente mal. Debería estar dormido hace horas. Pero no se siente mal. Entonces le cae como bofetada le gusta escucharse en tinta verde, hablar de el, de la nimiedad del momento, escapar como siempre de todo lo de afuera, ocultarse en tinta verde, en si mismo, en lo que tanto le irrita a Polvorita. Polvorita. La ama tanto. Descansa, piensa que es la cura, que es la válvula de escape, no, escape no, de regresar afuera, al campo de batalla. Se asusta y no se acaba de dar cuenta que ha regresado a si mismo, que había encontrado la salida. Basta. Polvorita. La ama tanto. ‘Que mas? Pues nada tío, que la ama y a nadie mas’ Ni así mismo aun que pase tanto tiempo dentro de si. Polvorita y ahora también Mama. Freud, nt nt nt. Pero eso es lo que el hombre busca? Una mujer que lo cuide, donde ademas pueda descargar tantos sentimientos escondidos. Por que le molesta? Por que quiere que llore? Como es posible que no lo entienda? Así es el mundo, el no lo invento. Es la mujer… Quería decir hombre, pero escribió mujer. Claro, el también es posmoderno y no quiere utilizar el gentilicio hombre y ahora esta en un doble problema como ella. Por no decir hombre, por no ser primitivo ha acusado a la mujer. Pero si quería acusar a ambos. Ahora se siente primitivo, machista y un poco estúpido por tener este debate y aun no saber responder el problema. A la verga! Que se aguanten todas las pinches feministas. ‘No. Ya lo tengo.’ Segundos después. Solo hacia falta regresar el tiempo, la hoja y leer la idea. ‘No hay problema escríbelo’ Es la mujer posmoderna… Y ahora se le hace tan hablado, tan dicho, tan redundante que le para y se acabo.

Hormigas

Si usas el metro ten mucho cuidado. Está lleno de ladrones y violadores. Desconfía de todo aquel que tenga piel color de tierra, desconfía de sus rostros benevolentes, de su falsa simpatía cansada, que adentro engendran el mismo mal, el mal que forjó a los volcanes aztecas. Ten cuidado de las criaturas del inframundo, emerge en cuanto puedas, refúgiate en la luz y descuida si te siguen, lo harán, pero no hay que temer una vez fuera del hoyo, son hormigas, son bichos insignificantes, son hormigas comestibles, bichos aplastables, descuida de ellas, son hormigas obreras.

 

De la idea a la pantalla

 

abre

1. Int. Noche. habitación    1

En un monitor de computadora se ve el siguiente texto en detalle: “¡Mierda! Llevo tres horas y una botella y sólo puedo salir con esta chingadera.”

El siguiente texto va apareciendo: “No sirvo para esto. Pero para algo servirá…”

corte

 

2. Int. Noche. habitación    2

DIEGO un wey de 25 años desaliñado mira desilusionado el monitor de su computadora, se recarga en su asiento y suspira. Se levanta y sale de su habitación.

corte

 

3. Int. Noche. Baño    3

DIEGO se moja la cara y el pelo en el lavabo. Se levanta, se mira en el espejo y luego de unos segundos se da media vuelta.

corte

 

4. Int. Noche. habitación    4

DIEGO camina hacia su computadora, hace a un lado su asiento, inclina la pantalla para verla parado, se inclina para recargarse con los manos en el escritorio frente al monitor y lo mira. Retrocede un poco y regresa con fuerza hasta impactarse con el monitor que estalla electrocutándolo hasta dejarlo chamuscado y sin vida.

disolvencia a negros

 

Bostezas y te levantas decepcionado. Miras alrededor y sin sorpresa notas que la mitad de la sala se ha salido, sin esperar a ver los créditos haces lo mismo.

 

Inmundicia

Imagina algo absolutamente repugnante, a lo más patético que tu mente llegue,  imagina al engendro de la vileza. No? Deja te ayudo: No es un hombre, ya no, una plaza gigante y eso tendido panza al suelo, el hedor te hace mirar, ese terrible hedor, y el sonido, por dios cómo es posible, nunca habías oído a un animal arrastrarse así, cubierto de harapos, casi cubiertos su cabeza y espalda, pero los harapos se desintegran a la altura de su nalga izquierda, o donde debería estar, debajo de toda esa inmundicia de larvas y moscas que revuelven la… has volteado hacia otro lado, pero lo sigues viendo sin verlo, va dejando un rastro, un terrible rastro, no, no es terrible, es simple tierra, suciedad, pero el hedor no te deja mentir, esa nalga pelada termina en lo que alguna vez hubiera sido una pierna o por lo menos un muslo, no puede ser sangre lo que deja, estaría muerto, quieres creer que donde se arrastraría la pierna ahora se arrastran trapos, pero de eso nada queda y sabes con las entrañas que es su piel y un hueso que suena a dientes arrastrados.

Es un espectáculo a media plaza, esta enorme plaza llena de gente, y eso en medio, solo y nadie lo ve, eso se arrastra en la humanidad y nadie se entera, han decidido ignorarlo, borrarlo de la existencia… hemos. Soy un cobarde he dejado de mirar. ¡Carajo!

Te obligas a distraerte con un ángel pequeño, rubia, preciosa, sus cabellos rizados enmarcan una carita redonda, chapeada, sonríe como solo los niños saben. En su manita trae un cono, ha olvidado ya la bola que se derrite en el adoquín de la plaza pero mecánicamente mantiene el cono y corre de un lado a otro pues es la princesa india que los tres forajidos quieren atrapar.

Entonces entiendes, que su vencida bola de helado ha provocado semejante espectáculo solitario, que la cosa ha dejado un rastro hediondo dividiendo a la plaza para alcanzar ese pedazo de supervivencia que se derrite y se mezcla con la caries del mundo. Ahora estira los huesos que tiene por brazos y por primera vez te das cuenta que son los mismos que tú tienes debajo de la piel. Pero será la desesperación o el sabor a victoria que le hacen tratar de alcanzar el helado cuando aún le falta un metro. Ahora la niña descubre al engendro y suspende su juego. Te asombra su forma de enfrentarlo, no a fruncido ni siquiera el seño. La plaza repleta ha volteado hacia otro lado y ella lo mira por todos nosotros.

Una vez más levantas la cara, tu mente ya no tiene recuerdos, así es mejor, ya no hay culpa, casi tienes fuerzas, si recordaras que es eso, miras la bola y parece una isla hermosa en un lago de oro, ya puedes olerla, eso no lo olvidas, vainilla, hace cuanto… Vainilla; y casi lloras si pudieras. Ahora apoyas tus manos en el adoquín y levantas la cara, vas a devorar la vida, pero los pies de tras de la bola se mueven, ahora se mueven hacia ti, no los habías visto, hace tanto que te han dejado en paz y ahora se mueven hacia ti. ¡Rápido, come! Te arde la boca, el zapato te a golpeado y reposa en el mar de oro, destruyó tu esperanza, levantas la cara, más de lo que la has levantado en mucho tiempo y la miras, es el diablo y te sonríe entre rizos de oro.

Ahora su madre la arrebata de la horrible presencia, y huyen. Menos mal.

Anuncios